¡Llega un hermanito!


Es muy habitual en las familias de hoy tener al menos dos hijos y surgen problemas cuando aparece el segundo, ya que el primero se encuentra en una situación de pérdida.Es normal que un niño se sienta desplazado ante la atención que recibirá su nuevo hermano, tengamos en cuenta que hasta ahora él ha sido el centro de atención de abuelos, tíos, etc.

El papel del hermano mayorAntes todo giraba en torno al hijo mayor. Ahora este rol va a desaparecer y va a surgir el rol de hermano mayor que debe ayudar, portarse bien, cuidar del hermano, etc. Muchos niños van a revelarse ante esto y van a ocasionar problemas de conducta en los meses de embarazo y posteriores. Desde luego es la actitud de los padres la que puede ayudar a que se adapte mejor.

El niño debe sentirse querido y mimado igual que siempre y para ello los padres estarán muy pendientes de él y le dejaran involucrarse en las cosas que tengan que ver con la llegada del nuevo hermano. De este modo lo vivirá como algo que también es de él y no de los mayores. Si le involucramos en aspectos sencillos se sentirá importante y verá que le valoramos.

El niño que tiene que enfrentarse a un nuevo miembro de la familia que él no ha elegido, va a desarrollar una serie de factores a nivel emocional que afectarán a su comportamiento diario. A menudo se sentirá sólo o dado de lado, creerá que ya no es importante para los mayores y su autoestima bajará en estos momentos, aparecerán miedos al rechazo o al abandono y los padres tendrán que poner especial cuidado en comentarios que puedan herir al niño. Aunque parezca que está a lo suyo los niños lo están escuchando todo y se dan cuenta de lo que hacemos.

Síntomas para detectar un cambio de comportamiento

Pueden aparecer en estos niños distintos síntomas: Desde agresividad hacia el hermano y otras personas debido a la rabia contenida que se canaliza por ahí, ignora al hermano o no le cuida cuando se lo ordenan, se muestra rebelde ante la imposición de límites y es desobediente con el fin de llamar la atención y de ser el centro.

Es muy habitual que realicen conductas regresivas para llamar la atención o preocupar a los padres como volverse a hacer pis, no querer comer sólido, etc, también son motivo de conflicto en el colegio peleándose más de lo normal o portándose mal en clase, Cualquier conducta que pueda llamar la atención de los padres se va a dar.

Por otro lado se negarán a participar en cosas relacionadas con su nuevo hermano, no querrá ir al médico cuando sea necesario, ni al parque, se negará a cualquier cosa que signifique atención para el pequeño. Por supuesto no jugará con él ni participará en sus diversiones.

A menudo se sienten culpables o tristes porque muchos hermanos pequeños no responden con la misma agresividad y se mantienen tranquilos ante la agresividad del mayor. El pequeño sigue queriendo jugar con él y ser su amigo a pesar de todas las cosas malas que le hace y tendrá momentos de culpabilidad. Es normal también descubrir al hermano rebelde jugando con el pequeño o hablando con él cuando nadie mira, lo cual nos demuestra que no es más que una estrategia.

Enséñale fotos de cuando era pequeño y dedícale tiempo para que se sienta querido

El príncipe destronado

Pasar de ser el favorito a ser el segundo no gusta a nadie, pero la idea que debemos transmitir es la de ganancia. ¿Qué gana el niño mayor con la llegada del hermano? Podrá jugar con otra persona, podrá hacer cosas solo que antes no se le permitían, ahora por la falta de tiempo le responsabilizarán de cosas de mayor.

Le anticiparemos los cambios que van a hacerse con la llegada del hermano y le haremos participe de la nueva situación.

Podemos enseñarles fotos de cuando era bebé y su ropa, para que se identifique y entienda que él también fue pequeño un día. Es muy importante que se sienta protegido y querido, tendremos que dedicarle tiempo para que sienta que le queremos, más de lo habitual. Reservar un tiempo del día para sentaros con él tranquilamente y hablar de sus cosas. Hay que demostrarle que tiene toda nuestra atención.

Cambios para todos

Entre todos podréis ir haciendo los cambios necesarios para la llegada del bebé.

Compras de mobiliario, decoración de habitación y reorganización de la casa, son cosas en las que puede participar el hermano mayor para así sentirse parte integrante de su nuevo hermano. Para ello podrá elegir el color de la habitación o la cuna, se sentirá útil y creerá que lo valoramos.

Si el niño necesita ser cambiado de habitación, lo haremos meses antes ya que así no asociará el cambio a la llegada del bebé y no le culpará. Nos ocuparemos de poner una habitación nueva, bonita y atrayente para que el cambio no le resulte un trauma o se niegue. Compraremos poster de sus héroes favoritos y un nuevo edredón, así sentirá que él también se beneficia de su nuevo hermano.

Intentad no hacer comparaciones entre él y el hermano cuando esté delante, se lo tomará a mal y se sentirá menospreciado. Su mente lo interpretará como que antes todo lo hacía bien y ahora es su hermanito el que le hace la competencia. Con estos comentarios ayudaremos a que la competitividad entre hermanos sea mayor y se podrá alargar cuando sean más mayores.

La actitud de toda la familia

Sed precavidos y avisad a las visitas de la situación de celos que vivís, advertirlos para que muestren interés por el mayor y para que le alaben.

No estaría mal que le hiciesen preguntas sobre el cole, las vacaciones o los amigos. De este modo le animarán y se sentirá valorado y querido como siempre. Es muy habitual que todos digan lo rico que es el pequeño y que el hermano mayor pase desapercibido.

Por último haz participe a tu hijo del cuidado del bebé, como si fuera una responsabilidad de todos los miembros de la familia: podrá darle el biberón, limpiarle los moquitos, etc.

Se sentirá útil y apreciado por los mayores. Tengamos en cuenta que este es el único fin que busca con su mal comportamiento, nosotros somos los encargados de controlarlo.


2.00 avg. rating (65% score) - 1 vote

10 thoughts on “¡Llega un hermanito!

  1. Mi hermanito hizo un trato conmigo,me dijo q el se va a beber la leche primero y despues las medicinas… Ujum.. Mas listo no puede ser…

  2. mami, yo no quiero dormir con mi hermanito, es que huele muy maluco. fresco mijo que ya casi ajustamos lo del ataúd #juevesdechistescrueles

  3. @MayCardenas: @manuelmaita hermanito yo te quiero pero mi hermanda con felixito viene de toda la vidaaa!! Igual eres mi hermano #Agarrate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *